En este caso nos encontramos ante un nódulo pulmonar periférico con aire en su interior que indica cavitación. La pared del nódulo es homogénea no observándose zonas más gruesas que otras. Existe también afectación periférica pulmonar.
 
El grosor de la pared de un nódulo cavitado ayuda en ocasiones para distinguir si se trata de nódulo de origen benigno o maligno (los tumores primarios pulmonares y las metástasis también cavitan). Se suele decir que si el grosor de la pared es menor de 4 mm sugiere benignidad y si es mayor de 16 mm sugiere malignidad. Entre estas dos cifras es muy difícil (por este único criterio) discernir su naturaleza benigna o maligna. Es lo que pasa en este caso.
 
En este enfermo se decidió tratamiento empírico antibiótico durante 15 días resolviéndose completamente el nódulo por lo que se trataría de un absceso pulmonar y no de un proceso neoplásico.
 


Otros casos de TC

#
TC

Caso 17

Varón de 47 años inmigrante en tratamiento en su país por enfermedad respiratoria que no sabe precisar. Acude por fiebre y hemoptisis. Se realiza TC.

Solución
#
TC

Caso 11

Mujer de 54 años con hábito enólico y tabáquico que acude por hemoptisis. En la radiografía inicial se sospechó lesión pulmonar basal izquierda por lo que se le realiza TC. ¿Cuál es el hallazgo y el diagnóstico diferencial?.

Solución
#
TC

Caso 25

A este paciente de 25 años que acudió con una clínica abdominal inespecífica se le realizó una radiografía que mostró una gran masa abodminal. Esta es la TC posterior.

Solución